Con la premisa de que la educación es una de las claves para la inclusión social se inauguró este lunes un pabellón universitario para mujeres privadas de la libertad en una de las cárceles bonaerenses ubicadas en el partido de General San Martín, y se constituyó el segundo en su estilo en Latinoamérica.

La iniciativa se concretó en la Unidad 47 del Servicio Penitenciario Bonaerense en una acción conjunta y mancomunada entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y la Universidad Nacional de San Martín.

El pabellón 3 de la Unidad 47 escribió una página en la historia ya que aloja a internas que transitan carreras de grado. Se trata de mujeres privadas de libertad que cursan las licenciaturas en Sociología o en Trabajo Social y diplomatura en Arte y Gestión Cultural.
La inauguración contó con la presencia de destacadas autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de la Universidad Nacional de San Martín y del Servicio Penitenciario Bonaerense.

También acompañó la comisión directiva del Centro Universitario de la Universidad Nacional de San Martín, que tiene su sede en la Unidad 48.

Estuvieron presentes en representación del ministerio mencionado el subsecretario de Política Penitenciaria de Inclusión, Diego Rao; la directora provincial de Informática, Débora Fortini; el director provincial de Políticas de Inclusión, Marcelo Iafolla; el director de Evaluación de Vulneración de los Derechos en Contexto de Encierro, Fernando Amosa; la directora de Auditoría y Asuntos Internos, Paula Nápoli; y la directora de Instrucción, Eugenia Espósito.

También estuvo el subjefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Juan Vaccaro, el jefe del Complejo Penitenciario San Martín, Luis Benítez; la directora de la Unidad 47, María Parra; el referente social del Centro Universitario, Lalo Pared, el director del Centro Universitario de la Universidad Nacional de San Martín, Marcos Perearnau; y el presidente del Centro de Estudiantes «Azucena Villaflor» del espacio educativo, Abel Díaz Rodríguez.

El pabellón cuenta con 8 computadoras, distribuidas una por celda y 2 en la nave central, y una biblioteca.

El subsecretario Rao habló en la ceremonia realizada al aire libre con el cumplimiento de todas las normas de bioseguridad por la pandemia, y agradeció el esfuerzo y el logro de los privados de libertad.

«Ustedes han podido ser protagonistas para que estos proyectos educativos sean una realidad y desde el Estado vamos a impulsar estos espacios para que se repliquen en todas las unidades bonaerenses», sostuvo, quien recordó que se trata del segundo pabellón universitario femenino en contexto de encierro en Latinoamérica, ya que en marzo se había inaugurado el primero en la Unidad 8 Los Hornos, pero aclaró que el de la Unidad 47 es el primero exclusivo para estudiantes de carreras de grado.

Carolina, una de las estudiantes universitarias en contexto de encierro, leyó una carta, en la que afirmó: «Hoy no es un día más. Es una jornada de lucha y resistencia teñido de victoria».

«Queremos agradecer -continuó- desde nuestro humilde lugar a todos los que han gestionado e intervenido para sea creado nuestro espacio de libertad. Estamos convencidas de que la educación es la verdadera inclusión».