El Defensor del Pueblo lo solicitó en una nota que envío al Municipio de Tres de Febrero y que difundió en sus redes sociales. Lo planteó respecto del establecimiento “Estrella de Belén” del barrio Ejército de Los Andes, por entender que su funcionamiento viola el decreto que prohíbe las actividades educativas presenciales. El jefe comunal del distrito, Diego Valenzuela, le respondió que “los Espacios de Primera Infancia son dispositivos sociales municipales no educativos, que dan estimulación y alimento a muchos chicos en barrios populares”.

“Le solicitamos al intendente de Tres de Febrero que nos pueda dar respuesta formal a la nota enviada al Municipio, para conocer si se está incumpliendo con la normativa provincial y nacional en el funcionamiento de actividades educativas presenciales en ese distrito”, twitteo Guido Lorenzino, a cargo de la Defensoría del Pueblo de la Provincia.

En la nota, el funcionario habla de una visita del jefe comunal al establecimiento “Estrella de Belén” del barrio Ejército de Los Andes; pide información sobre la habilitación del lugar y los términos en que lleva adelante sus actividades; y busca constatar el acatamiento a los decretos nacional y provincial vinculados a la suspensión de las actividades educativas presenciales.

Rápidamente, Diego Valenzuela, intendente del distrito, le respondió y se consideró presionado “para cerrar los Espacios de Primera Infancia”, aclarando que “son dispositivos sociales municipales no educativos, que dan estimulación y alimento a muchos chicos en barrios populares en cumplimiento” de Ley de la Promoción y Protección Integral de los Derechos de los Niños.

“En el distrito hay 6 espacios de este tipo, todos realizando una tarea social fundamental en esta pandemia, cumpliendo todos los protocolos y enmarcados en la declaración municipal de actividades esenciales”, aclaró el mandatario, y remarcó que “no son jardines regulados por la Dirección de Escuelas de la Provincia, los que tienen su actividad suspendida”.

Pero el jefe comunal fue por más y arremetió contra el ombudsman por su intento de cerrar espacios de contención social de Tres de Febrero. “No sabía que el Defensor del Pueblo respondía a las directivas del gobierno provincial. Su intervención es un acto de imparcialidad en el ejercicio de su tarea. Vamos a acercar la información pertinente sobre el funcionamiento de este dispositivo social municipal”, lanzó.

“Si la Provincia pretende obligarnos a cerrar, vamos a hacer una presentación judicial para seguir funcionando en la convicción de que se trata de una tarea necesaria en un momento delicado en lo socioeconómico como el que transitamos, con un 51 por ciento de pobreza y un 15 por ciento de indigencia en el conurbano”, completó Valenzuela.