El Municipio ya cuenta con 5 puntos de acopio de “Botellas de amor” y logró aumentar a 15 mil kilos la cantidad de materiales no reutilizables separados por vecinos para confeccionar madera ecológica como parte del plan “Eco Sanfer”. “Nuestro intendente se preocupa por el medio ambiente y por eso trabajamos intensamente en el reciclado con puntos de verdes, plantando árboles y en la construcción de nuestra propia planta de reciclado”, destacó Eva Andreotti.

San Fernando sigue llevando adelante acciones de cuidado del medio ambiente reciclando y sumando puntos de acopio como parte del plan integral “Eco Sanfer”. La exitosa iniciativa ya cuenta con más de 300 contenedores, 50 campanas de reciclaje y puntos exclusivos de “Botellas de amor” ubicados en Brandsen 675; Carlos Casares y Acceso Norte, y Arias y Miguens. Ahora también se sumaron 2 campanas en Uruguay y Buenavista; y en Santamarina al 1100, en la localidad Victoria.

Hasta el momento, la Comuna a través de la colaboración de los vecinos, ya recicló 15 mil kilos de plásticos de un solo uso compactados de “Botellas de amor” para su tratamiento. La secretaria de Desarrollo Social, Educación y Medio Ambiente, Eva Andreotti, explicó: “El Municipio ha sumado nuevos puntos de “Botellas de amor” muy solicitados por los vecinos, llegando a un total de 5 campanas distribuidas en la ciudad. El intendente Juan Andreotti se preocupa por el medio ambiente y por eso trabajamos intensamente en el reciclado, plantando árboles y en la construcción de nuestra propia planta de reciclado”. En ese sentido, remarcó: “Así que muy pronto los sanfernandinos vamos a tener más puntos para poder reciclar, cuidar nuestro medio ambiente y el futuro de nuestros hijos”.

Por último, el director del Área de Investigación y Cuidado de los Recursos Naturales, Gabriel Tato, detalló las características del programa “Botellas de amor”: “Es una iniciativa importante porque es una manera inteligente de reutilizar los plásticos de un solo uso, se trata de plásticos que contaminan muchísimo y por su baja densidad generalmente no se reciclan. Desde el Municipio ya hemos superado los 15 mil kilos en materiales reciclables y esto habla de un gran compromiso del Estado, pero además una participación activa de los vecinos colaborando por el cuidado del medio ambiente”.