Se trata del camino que vinculará la Ruta Provincial 4 con los dos municipios y que permitirá mejorar el tránsito y la seguridad vial de la zona. También participó Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham.

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, estuvo junto a Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, y Juan Zabaleta, jefe comunal de Hurlingham, en la presentación oficial de la construcción del nuevo camino de vinculación que conectará la Ruta Provincial 4 con la avenida Combate de Pavón. Esta obra, que inició en el periodo de gobierno de María Eugenia Vidal, fue retomada por la actual gestión en el marco del Plan Quinquenal.

“La conexión posibilitará unir el Buen Ayre con la avenida Márquez y significa un nuevo paso hacia una mayor conectividad para Tres de Febrero”, aseguró Valenzuela. Y detalló: “Son 1500 metros lineales, alrededor de 15 cuadras de una calzada de hormigón de calidad y un puente de 60 metros lineales para atravesar el arroyo Morón”.

«Se trata de una obra estructural que va a cambiar la movilidad, mejorando la calidad de vida de los y las bonaerenses», señaló Kicillof. «Esta circunvalación que conectará los municipios de Hurlingham y Tres de Febrero va a configurar una vía logística fundamental para transformar la producción dentro de la provincia de Buenos Aires», indicó, al tiempo que valoró que «servirá además para seguir generando trabajo, algo fundamental para mitigar el impacto de la pandemia».

El camino correrá en paralelo a las vías del ferrocarril Urquiza y significará una variante de circulación del tránsito pesado. Comprende la construcción de la doble calzada con separador central de la avenida Combate de Pavón desde la calle General O’Brien hasta la calle General Bernardo O’Higgins, donde se inicia la transición a calzada indivisa, previendo la construcción del puente y uniéndose finalmente a la colectora avenida Bernabé Márquez.

Además, se realizarán obras hidráulicas y se construirán veredas, junto con sus respectivas sendas peatonales y barandas de protección, en la zona de acceso a la estación ferroviaria Pablo Podestá. A su vez, en todo el tramo habrá señalamiento horizontal y vertical e iluminación de tipo LED en la avenida Combate Pavón.

Así, los trabajos implicarán menores trayectorias y recorridos más directos, brindando mayor seguridad vial, mejorando el espacio público urbano y transformando la zona oeste del conurbano.