Se trata de “Suburbios cercanos”, un compendio de paisajes y retratos del muchas veces llamado patio trasero de la Ciudad de Buenos Aires, pero que si se piensa en términos de población o importancia industrial y comercial, no sería la periferia, sino el centro. Imágenes cotidianas para muchos de los que “pateamos” el conurbano, pero que se vuelven mágicas al ser captadas por el lente de este artista.

Leonardo Marino es un fotógrafo argentino nacido en 1976, en la localidad de Monte Grande. Estudió la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad d Buenos Aires. “En 1998 descubre su pasión por la fotografía y realiza diversos cursos y talleres”, describe en su página web, y aclara que “desde ese tiempo trabaja como fotógrafo free-lance en distintos ámbitos, a la vez que desarrolla su obra fotográfica”. Participa de exposiciones individuales y colectivas desde el año 2001.

“Suburbios cercanos” es su primer libro. “Es el resultado de un proceso muy largo, que termina en una selección de imágenes del conurbano bonaerense, realizada entre los años 2009 a 2015”, explica.

“Son hallazgos de eso que siempre está ahí pero nadie se detiene a mirar. Está la injusticia, la violencia, la política, el consumo, los resabios de la dictadura, pero también el sueño de la casa propia o la diversión”, relata el fotógrafo, en una crónica periodística disponible en su página web.

El libro, una publicación independiente, cuenta con textos de los autores Juan Diego Incardona y Eduardo Gil.

Justamente, este último escribió: “Las fotografías de Leonardo Marino son silenciosas aunque atiborradas de gritos y sonidos. Gritos que aluden a la injusticia y la exclusión. No compadecen, no estigmatizan, no redimen. Paisajes casi desiertos. Muy pocas personas las habitan, sin embargo su presencia es imponente, en los colores y en las palabras, pintadas, dibujadas, insinuadas. Humor, reclamo, ingenio, estrategia y rebusque. Cumbia en la noche lejana. Un altavoz en la quietud de la siesta. El relato futbolero como telón de fondo del domingo. No hay aquí espacio para la ironía cínica, la sonrisa cómplice o la latinoamericanidad socarrona a la medida del cliché de exportación. Su obra, rica en implicancias sociales y políticas es también, esencialmente, un poema melancólico y profundo. Quizás un gesto de vago desencanto, quizás un guiño escéptico”.

El artista lanzó una preventa online de su obra, que incluye un descuento del 30 por ciento. Estará vigente hasta el 20 de septiembre. Quienes estén interesados en adquirir el libro, pueden ingresar a la página web del fotógrafo.