El gobierno extendió hoy hasta el próximo 9 de julio el estado de emergencia sanitaria que rige en el país a causa de la pandemia de coronavirus, redujo a 600 el cupo de pasajeros que podrán ingresar cada día al país, y dispuso que las fronteras seguirán cerradas al turismo al menos por otros 15 días.

Las medidas, que serán publicadas en el Boletín Oficial, fueron a anunciadas en conferencia de prensa por la ministra de Salud, Carla Vizzoti, quien también informó que se llegó a un acuerdo para la adquisición de 24 millones de vacunas de origen chino Sinopharm, que llegarán al país entre julio y septiembre.

La funcionaria dijo que “hay un alivio” por la baja que se observa en los casos positivos de coronavirus en los aglomerados urbanos, aunque pidió “minimizar los viajes al exterior” de los argentinos para reducir los riesgos de contagio.

Para bajar los riesgos y evitar el ingreso de variantes que no registran circulación sanitaria en el país, el gobierno aclaró que las fronteras seguirán cerradas al turismo hasta el 9 de julio y fijó un nuevo límite máximo de 600 pasajeros al día para el ingreso al país.

Para los casos en que se permita el ingreso, se estableció un férreo sistema de control para evitar que los viajeros rompan el aislamiento al que estarán obligados, a la vez que habrá un esquema de testeos periódicos a los que tendrán que ser sometidas esas personas.

El decreto faculta en su artículo segundo a gobernadores y al jefe de Gobierno porteño a adoptar determinadas medidas ante la verificación de determinados parámetros epidemiológicos, a través del denominado “semáforo epidemiológico”.

Ese esquema se divide en bajo, mediano y alto riesgo, según la evolución de la pandemia en cada distrito del país.

Los de bajo riesgo son aquellas jurisdicciones en donde la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes sea inferior a 50.

Los de riesgo medio son las que el número se ubique entre 50 y 150 y los de alto cuando sea superior a 150.

Los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300 mil habitantes son considerados en Situación de Alarma Epidemiológica y Sanitaria cuando la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al 80 por ciento.

No obstante, la autoridad sanitaria nacional podrá modificar los parámetros previstos en este artículo, de acuerdo a la evolución epidemiológica y sanitaria.

“Cada vez que llega número importante de dosis se pone a prueba sistema de distribución, y los equipos siguen dando respuesta”, dijo Vizzotti durante una conferencia de prensa brindada en el Centro Logístico de la localidad bonaerense de Benavídez, donde se efectuó la recepción y control de 1 millón 181 mil 500 dosis de vacunas de AstraZeneca que arribaron hoy desde Estados Unidos, cargamento con el que Argentina suma 25 millones de dosis para continuar el plan de vacunación.

Y resaltó que se trata del “proceso de vacunación más grande” de la historia del país que, al martes próximo, tendrá 24 millones 921 mil dosis distribuidas.

Vizzotti informó también que el gobierno nacional firmó un nuevo contrato con el laboratorio chino Sinopharm por 24 millones más de vacunas que llegarán “a partir de julio”, indicó la funcionaria, y estimó que para septiembre “habrá un porcentaje importante de la población vacunada”.

El contrato estipula entregas de 8 millones en julio, 8 millones en agosto y 8 millones en septiembre, se anunció oficialmente.

El Centro Logístico donde Vizzotti ofreció la conferencia de prensa está ubicado en Ruta 9, kilómetro 37,5 de colectora este de la autopista Panamericana, de la localidad de Benavídez, partido de Tigre.

Allí se almacenan las dosis contra el coronavirus a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados y se realiza el proceso de desaduanaje, recepción, control térmico, conteo, fraccionamiento y acondicionamiento para luego distribuirlas a las 24 jurisdicciones.

Hasta esta tarde se distribuyeron en todo el país 22 millones 692 mil 392 dosis, de las cuales se aplicaron 19 millones 205 mil 808, y hay 15 millones 568 mil 584 personas que recibieron una dosis y 3 millones 869 mil 726 que recibieron dos, de acuerdo a los datos del Monitor Público de Vacunación.

Después de varias semanas los indicadores de contagios, hospitalizaciones y ocupación de camas de terapia intensiva empiezan a estabilizarse en el descenso, indicaron fuentes gubernamentales.