Santiago Tomás Mazzini, el abogado que atropelló y dejó malherido a un motociclista tras una supuesta discusión de tránsito en el partido bonaerense de Vicente López, continua prófugo de la justicia y es buscado por las cuatro fuerzas federales de seguridad, informaron fuentes judiciales.

Luego de que el juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, rechazara el pedido de eximición de la defensa y ordenara la inmediata detención de Mazzini, el único allanamiento que se realizó ayer por la tarde, aunque con resultado negativo, fue en el domicilio del acusado, en la calle Julio Argentino Roca al 800 de Vicente López.

Los detectives de la Delegación Departamental de Investigación de San Isidro solo hallaron allí a la madre de Mazzini, quien les dijo que su hijo no estaba y que se comunicaran con su abogado, Diego Szpigiel.

«No se va a entregar hasta que se resuelvan las vías recursivas», dijo a Télam el propio Szpigiel.
Por ello, el fiscal de la causa, Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción de Vicente López Este, ya le remitió oficios a las cuatro fuerzas federales para que se sumen a la búsqueda de Mazzini, quien tiene 37 años y es abogado de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

El letrado -que ya actuó en otro caso de tránsito, como el del periodista Eugenio Veppo, condenado a 9 años y 3 meses de prisión por atropellar con su auto y matar a una inspectora de tránsito y por herir a otro en el barrio porteño de Palermo en 2019- confirmó a Télam que luego del fallo adverso de ayer, ya apeló ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro.

«Lo primero que tiene que pasar es que se resuelva la vía recursiva, al menos hasta una doble instancia en función de lo que dirima la Cámara de San isidro. El debido proceso necesariamente requiere un doble conforme. La resolución del juez es absolutamente arbitraria y despojada de un análisis real», comentó Szpigiel.

El abogado además criticó «el caprichoso el criterio del Ministerio Público Fiscal”, en referencia al fiscal Gómez, al resaltar que «en el mismo departamento judicial de San Isidro, en la causa Maradona, por un delito mucho más grave que es un homicidio consumado, están todos los imputados en libertad».

«Si para Leopoldo Luque y Agustina Cosachov no hay riesgo procesal solo por la calificación del delito que les imputan, en este caso tampoco», opinó Szpigiel.

En tanto, la Agencia Nacional de Seguridad Vial informó hoy que le solicitó a la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial de Buenos Aires y al Municipio de Vicente López suspender la licencia de conducir del imputado Mazzini.

En cuanto al estado de salud de la víctima, el piloto de Aerolíneas Argentinas Julián Gustavo Giménez, de 28) años, el abogado de la familia, Diego Carbone, indicó a Télam que «continúa igual de delicado, pero al menos no se complicó».

Es que Giménez continuaba internado en la terapia intensiva de la Clínica de Olivos, donde su estado es «crítico», porque no sólo perdió el bazo sino que tiene muy comprometida la función renal porque el hígado también resultó dañado.

El hecho ocurrió pasadas las 16 del miércoles último en el cruce de San Martín y Remedios de Escalada, en la localidad de Florida, partido de Vicente López, en la zona norte del conurbano, y quedó grabado en distintas cámaras de seguridad municipales.

Todo comenzó cuando Giménez iba a bordo de su moto marca Motomel y fue embestido por una camioneta Jeep Renegade negra, patente AD941LW, conducida por el abogado Mazzini.

Las cámaras del Municipio captaron el momento en el que la víctima le dio un golpe de puño al espejo izquierdo del rodado mientras cruzaban las vías del ferrocarril. Metros después, el conductor de la camioneta aceleró y cambió bruscamente de carril para impactar a la moto en la que iba Giménez, quien quedó herido debajo de la Jeep y sobre la vereda.

La causa fue caratulada en principio como “lesiones culposas” pero el sábado el fiscal Gómez pidió la detención por «homicidio simple en grado de tentativa» luego de analizar los videos del hecho y estar convencido de que Mazzini embistió y atropelló de manera deliberada a Giménez, algo con lo que ayer coincidió el juez al ordenar su arresto.

«Una vez atravesado el paso a nivel, Tomás Mazzini procedió direccionar su camioneta apuntando hacia donde se desplazaba Giménez a bordo de su moto rodado, aceleró súbitamente la velocidad de su vehículo de significante mayor porte que el tripulado por Giménez y embistió con él, en un total desprecio hacia el valor vida», señala la acusación fiscal.

En el párrafo siguiente de la descripción del hecho, se señala que el abogado «lo arrastró varios metros hasta subir a la vereda, provocando que tanto Giménez como su moto, quedaran dispuestos por debajo de la camioneta descripta, y sin detener la marcha en ningún momento, extremo que palmariamente demuestra la voluntad de Mazzini de cegar la vida de Giménez».