Como resultado del trabajo de fiscalización de locales de venta y la investigación del robo automotor cuando se produce en el marco de organizaciones criminales y su consecuente venta ilegal de autopartes entre otros lugares, en desarmaderos, funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación y personal de la división Investigación de Delitos contra el Automotor de la Policía Federal Argentina secuestraron ayer 4 mil cubiertas y llantas robadas, a la vez que detuvieron a 8 personas involucradas. Las detenciones y el secuestro de los neumáticos se lograron realizar tras 2 allanamientos efectuados en la localidad bonaerense de Quilmes.

En el marco de los operativos que el Ministerio de Seguridad, a cargo de Sabina Frederic, lleva adelante junto con las fuerzas federales para prevenir y neutralizar el delito complejo, personal de la Dirección de Investigaciones de Delitos Federales que conduce Ignacio Mazzitelli, en articulación con la Policía Federal, llevaron a cabo tareas de investigación criminal que les permitió identificar que en dos locales dedicados a la venta de cubiertas en Quilmes, se comercializaban elementos robados.

Una vez lograda la detección y ubicación, y por orden de la Unidad Funcional 12 de Quilmes, a cargo de la doctora Mariel del Valle Calviño, Secretaria del doctor Gastón Zivec, se efectuaron 2 allanamientos en las dos gomerías, tras lo cual se secuestraron más de 3 mil cubiertas de distintas marcas y rodados, 953 llantas, 4 vehículos, 2 motocicletas y un cuatriciclo.

Los 8 implicados en el delito quedaron detenidos, mientras que los elementos secuestrados fueron remitidos a la playa policial de Almirante Brown.

Cabe recordar que a partir de las reuniones mantenidas por Sabina Frederic con los intendentes de los municipios de la provincia de Buenos Aires a comienzos de este año, se definieron tareas conjuntas en materia de políticas de seguridad. En ese marco, la Dirección Nacional de Investigación Criminal que conduce Luca Pratti, que funciona bajo la órbita de la Subsecretaría de Investigación Criminal y Cooperación Judicial a cargo de Valentina Novick, elaboró un exhaustivo análisis sobre la problemática del desarmado de automotores y la venta de autopartes.

En base a ese estudio y de manera paralela, se realizaron varias reuniones con los fiscales de los departamentos judiciales correspondientes para llevar a cabo un esquema de «Fiscalización de desarmado de automotores y venta de autopartes» que sirviera para neutralizar el delito del robo de vehículos perpetrados por organizaciones criminales. Este tipo de fiscalizaciones se encuentra regulado por ley, la cual brinda las competencias necesarias para relevar locales de venta de autopartes con la finalidad, precisamente, de impedir la comisión del tipo de delito por parte de organizaciones como la que fue desbaratada.