El Municipio abrió un centro de educación y formación en Newbery 1450, Beccar. En “La Sede” se dictarán cursos y talleres de oficios con rápida salida laboral. Además, se brindarán herramientas de Internet para vecinos sin acceso pleno a la tecnología. Ya están abiertas las inscripciones.

El viernes, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, inauguró un espacio de inclusión social en el barrio La Cava. En el lugar se dictarán cursos y talleres de oficios con rápida salida laboral. También se brindarán herramientas de Internet y acceso a las nuevas tecnologías. Ya abrieron las inscripciones.

“Con estos espacios buscamos construir una sociedad mejor en la que haya igualdad de oportunidades para todos. La clave para lograrlo es la educación y la cultura. Los vecinos van a adoptar este espacio de alfabetización digital y formación. Esto nos pone a todos en un pie de igualdad”, sostuvo Posse, tras recorrer el nuevo espacio municipal “La Sede” de Acción Social y dialogar con los vecinos.

Emplazado en la calle Newbery 1450, en pleno corazón del barrio La Cava, el flamante edificio cuenta con un salón de usos múltiples, dos salas, una cocina y sanitarios. Allí se brindará iniciativas, talleres y cursos para promover la formación laboral para el trabajo a la población que transita por mayores circunstancias de vulnerabilidad socioeconómica.

Luego de muchas consultas con los emprendedores, pymes y vecinos de San Isidro, en primera instancia se eligió comenzar con tres disciplinas que responden a las necesidades del mercado laboral actual. Se realizará la formación de camareros y de inmediato tendrán la posibilidad de insertarse laboralmente en el polo gastronómico del distrito. Otra opción será la peluquería que será dictado con especialistas de la moda con la red de salones de belleza de Cerini. Y por último electricidad, uno de los oficios más solicitados.

Este espacio también ofrecerá conectividad, capacitaciones y accesos a las nuevas tecnologías, a través de jornadas libres y gratuitas donde los participantes podrán adquirir conocimientos digitales y entretenerse.

Además, los vecinos del barrio tendrán variadas propuestas educativas y recreativas como talleres de danza, y freestyle, yoga, circo, producción escénica y audiovisual, hip-hop, circo social y ajedrez, entre otras cosas.

“Esto forma parte de las políticas de inclusión y desarrollo integral del municipio. Es un lugar abierto para el desarrollo humano, donde los adolescentes y jóvenes podrán conocerse, dedicarse a lo que les gusta o descubrir alguna pasión”, indicó Ticiana La Mónica, subsecretaria de Acción Social.

En ese sentido, Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria de Cultura, contó que este proyecto se abordó con artistas, diseñadores y especialistas de distintos rubros. “Queremos que tengan esa impronta amable, alegre y pasión por lo que se hace”, expresó.

En tono con las políticas sustentables del distrito, habrá talleres de huertas y se implementará la iniciativa “Botellas de amor”, un programa de reciclaje de los «plásticos de un solo uso», es decir, aquellos que se convierten en basura inmediatamente después de su consumo.

Otra de los ejes de este centro educativo y social será la salud. Para concientizar, se brindará información y se tratará no solo el uso correcto de métodos anticonceptivos sino también la manera de acceder a ellos para evitar embarazos no intencionales e infecciones de transmisión sexual. También, habrá controles oftalmológicos, nutrición, vacunación y otros servicios de prevención y salud.

Las actividades trimestrales y gratuitas iniciarán el miércoles 1 de septiembre, con cupo limitado. Se llevarán a cabo en salas acondicionadas para el correcto funcionamiento de las clases, siguiendo todos los protocolos y cuidados sanitarios vigentes.

Para recibir a los alumnos del mejor modo, la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro les encomendó a dos artistas visuales residentes en el municipio la realización de murales en lugares privilegiados del edificio. El resultado, en el caso de Rocío Alejandro, fue una obra de base azul, muy colorida, con muchas plantas y flores, y amistosos cocodrilos y leones entre niños y niñas.

Por su parte, María Laura Pini, con la colaboración de los chicos del barrio, pintó a niños y niñas entre plantas coloridas, haciendo equilibrio, colgados y jugando con los propios volúmenes del edificio.

El espacio municipal “La Sede” abrirá de lunes a viernes de 9 a 17, y los sábados de 9 a 13.

Para informes e inscripciones de los talleres se pueden comunicar al 4512-3174/75 o enviar un mail a lasede@sanisidro.gov.ar.