Lo expresó en el marco de la puesta en marcha del Centro Universitario de la Innovación, que funcionará en la ciudad de González Catán, en un moderno edificio construido por el Municipio de La Matanza donde se cursarán carreras de diversas universidades nacionales con propuestas de innovación y desarrollo tecnológico.

El presidente Alberto Fernández aseguró que «nunca» va a tener que «pedir disculpas por haberme arrodillado ante el Fondo Monetario Internacional y haber endeudado a los argentinos, ni por haber cerrado los ministerios de Educación, Salud y Trabajo, ni por haber creado una mesa judicial que persigue y hostiga a los opositores».

Así lo aseguró en la inauguración del Centro Universitario de la Innovación en la localidad de González Catán, La Matanza, donde se refirió a las repercusiones de su pedido de disculpas por la cena de cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez en Olivos, en julio de 2020, y al mismo tiempo criticó por elevación al ex mandatario Mauricio Macri.

«En la pandemia, por un desliz, por un descuido, se organizó una comida que no se debía haber organizado. Y yo no anduve con vueltas. En menos de 24 horas yo dije que esto no debió pasar y pedí disculpas. Lamento que haya ocurrido. Tengo mucho pesar por lo sucedido y de ese modo me disculpé ante el pueblo, que es al único que le debo una disculpa», comenzó el presidente.

Y continuó: «Algunos leyeron miserablemente mis sinceras palabras de arrepentimiento y dijeron que le eché la culpa a mi compañera Fabiola Yáñez. El único responsable soy yo, me hago cargo, doy la cara y me pongo al frente de todo esto», dijo enérgicamente.

«Si alguno piensa que me van a hacer caer por un error que cometí, sépanlo, me fortalecen, me generan más fuertes convicciones, aumentan mi compromiso con ustedes. Eso es lo único que logran», subrayó ante el aplausos de los presentes, quienes lo vitorearon con el cántico «Alberto querido, el pueblo está contigo».

En su discurso, el jefe de Estado remarcó: «Yo debí disculparme por una cena que no debió hacerse hecho y el único responsable soy yo. Me muevo como un hombre común y a veces no tengo en cuenta que soy el presidente y debo dar el ejemplo».

«Fue un error, lo asumí y pedí disculpas. Pero nunca ustedes me van a escuchar tener que pedir disculpas porque cerré el Ministerio de Salud o el Ministerio de Educación o el Ministerio de Trabajo», remató en referencia a lo realizado por la gestión presidencial de Macri.

En ese sentido, enfatizó: «Quiero decirles que nunca me van a tener que escuchar pedir disculpas porque me arrodillé frente al Fondo Monetario Internacional y endeudé a la Argentina y a generaciones de argentinos».

«En Olivos me encuentro con gente que me necesita y con amigos y amigas, pero no me encuentro con empresarios a los que les doy ventajas y negocios del Estado. Mis hermanos no se benefician con la venta de una empresa propia después de que las autopistas aumentan», contrastó en otra crítica directa a su antecesor y fundador del PRO.

Y en la misma línea, insistió: «Nunca me voy a tener que disculpar por hacer un negocio con los parques eólicos, ni haber creado una mesa judicial que persigue y hostiga a los opositores».

Al finalizar su discurso, el presidente señaló: «Voy a utilizar hasta el último día de mi mandato para que todos nos pongamos de pie y todo recuperemos el trabajo que teníamos. Voy a trabajar hasta el último día para que vivamos la vida que queremos, la vida que nos merecemos».

Sobre el centro en el que se cursarán carreras de universidades nacionales vinculadas a la innovación y el desarrollo tecnológico, cuya sede fue construida por el municipio de La Matanza, el jefe de Estado manifestó: «Tenemos que celebrar que un lugar de esta naturaleza se acerque a los vecinos para que sus hijos puedan estudiar sin necesidad de trasladarse».

«Cuando llegamos al gobierno este lugar no funcionaba por una decisión política. Estaba todo hecho, y desde 2016 el Municipio -de La Matanza- empezó a penar para que la Nación lo habilite. Pero había una gobernadora que se jactaba de no abrir más universidades ni hospitales», cuestionó Fernández en referencia a María Eugenia Vidal.

Y luego recordó que en los años de la presidencia de Néstor Kirchner se empezaron «a fundar universidades en muchos lugares del país» en una apuesta a que «las sociedades del futuro van a ser ricas por el desarrollo de la ciencia y la tecnología».

En la previa, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, también cargó contra Juntos por el Cambio al aseverar que esta inauguración «no es verso, ni marketing, sino que es transformar la realidad a nuestro pueblo, porque si no estuviese esta universidad acá les iba a hacer imposible estudiar en una universidad».

«Quien era presidente en la etapa anterior -en referencia a Mauricio Macri- dijo ‘¿qué es esto de universidad por todos lados?’, y vale la pena recordarlo no porque estamos en campaña, sino porque tenemos que pensar para adelante y discutir qué modelo de país queremos», exhortó Kicillof.

Por su parte, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, subrayó que la inauguración de la nueva sede en González Catán está llegando «6 años después» porque entre 2015 y 2019 «existió un gobierno que le dio la espalda al sistema universitario y a la educación».

«Eso fue la desidia del gobierno de Macri, que hizo un brutal ajuste en educación, ya que cayó el 33 por ciento la inversión educativa», detalló el funcionario en su balance de la política del área durante la gestión de Cambiemos.

En el inicio del acto, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, había dicho: «Esta va a ser la primera casa de altos estudios abierta durante la pandemia. La Matanza es la capital del trabajo y la producción, y queremos ser la capital de la innovación y estar a la vanguardia de la tecnología y del mundo que viene».

En el Centro Universitario de la Innovación se dictarán carreras de la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Tecnológica Nacional, la Universidad Nacional de Quilmes, la Universidad Nacional de José C. Paz y la Universidad Nacional de Hurlingham.

Del acto participaron también la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario; los precandidatos a diputados nacionales del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan; y el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, junto a funcionarios provinciales e intendentes.

Previo al inicio del acto, el presidente realizó una recorrida por el vacunatorio que funciona actualmente en el predio del Centro Universitario de la Innovación.