El Municipio organizó esta actividad el sábado pasado en Pacheco y el río, Martínez. Hubo una alta adhesión, y participaron jóvenes de clubes de barrio y también vecinos que se acercaron especialmente.

A orillas del río con botas, bolsas, guantes, barbijos y unas ganas enormes, más de 200 jóvenes se toman la mañana para limpiar la costa de San Isidro. En el paisaje natural ribereño, buscan botellas de plásticos, papeles, y todo tipo de basura que se pueda encontrar en las aguas del Río de la Plata, que navegan a la deriva como islotes perdidos o se acumulan en la costa. La iniciativa que organiza el Municipio durante los terceros sábados de cada mes, ya es un clásico sanisidrense.

La propuesta “Sí al río limpio”, que se realiza hace más de dos años, tiene un objetivo claro, concientizar sobre la importancia de disponer correctamente los residuos y generar un compromiso ambiental. “Vamos generando hábitos sostenibles que nos ayudan a seguir el camino hacia un municipio cada día más sustentable”, explica Leandro Martín, subsecretario de Espacio Público.

Junto a los vecinos se suman niños y jóvenes de las distintas categorías del fútbol infantil de los clubes de barrio del distrito, y el intendente Gustavo Posse para participar de esta iniciativa que comienza en Pacheco y el río, Martínez y se extiende hasta Paraná al límite con Vicente López.

“Le damos mucha importancia al cuidado de la ribera y queremos generar conciencia al respecto. Muchas veces vienen sudestadas y traen basura de todos lados, pero acá nos organizamos con las ONG y voluntarios, para poder eliminar los plásticos de la costa: uno de los males de esta época de la humanidad”, señala el jefe comunal. Y remarca: “Siempre fuimos pioneros en preservar el espacio público y la naturaleza del distrito. San Isidro sustentable es un norte de la gestión y lo construimos junto con los vecinos”.

Los participantes con guantes y bolsas en mano, pasan por todos lados, desde la playa de Pacheco, el verde del Paseo Costero hasta meterse en los juntos. Al final de la jornada, se juntarían más de 100 bolsas para separar posteriormente. Los materiales aptos son enviados a centros de reciclaje.

“Pese a que aún estamos en invierno, se suma muchísima gente a limpiar la costa y a sacar el plástico del río. Principalmente los jóvenes, porque ellos son el futuro, y es clave que se concienticen en temas ambientales y de residuos”, indica Nicolás Baca Castex, el director de la Fundación Regenerar, que colabora activamente con la propuesta municipal.

Mientras llevaba en su mano una bolsa de consorcio a medio llenar, Carlos Graña de Villa Adelina, cuenta que se acercó con su hija. “Limpiar el río es devolverle un poco todo lo que le echamos. Los jóvenes nos ayudan a cambiar la mentalidad y a involucrarnos en el cuidado del medio ambiente”, sostiene.

La propuesta sigue durante todos los sábados de cada mes, y el Municipio hace una invitación abierta a toda la comunidad.