El intendente Julio Zamora y la concejala Gisela Zamora conocieron la obra de los artistas locales Virginia y José Luis Gómez, realizada en el marco del 215 aniversario de la ciudad. Emplazada en la Estación Fluvial, la figura está confeccionada en bronce y representa a un ejemplar macho mirando hacia el horizonte.

El Municipio de Tigre estrenó la nueva escultura «Yaguareté» en la Estación Fluvial de Tigre centro, en el marco del 215 aniversario de la ciudad. El intendente Julio Zamora y la concejala Gisela Zamora conocieron la obra confeccionada en bronce por los artistas locales Virginia y José Luis Gómez, que representa un ejemplar macho mirando hacia el horizonte. Busca reforzar la identidad de la comunidad, además de concientizar acerca del cuidado de los humedales.

Al respecto, el jefe comunal destacó: «Quisimos poner en valor nuestros orígenes como partido y hoy tenemos esta estructura de un yaguareté, en un tamaño un poco más grande de lo normal, para que sea visto por todos los vecinos y turistas que visiten la zona». «Esperamos que se pueda realizar una toma de conciencia ambiental, sobre todo en lo que significa el ecosistema de humedales y su protección. Creo que esta figura es representativa de lo que quieren los vecinos de Tigre, un pueblo que pelea y que tiene que proteger su ambiente», finalizó.

La escultura pesa media tonelada y fue emplazada sobre rocas con diversas plantas y líquenes nativos, a fin de simular el entorno natural de la especie. Fue llevada a cabo por los artistas José Luis Gómez, vecino de Don Torcuato y su hija Virginia, quien reside en la localidad de Islas.
La concejala Gisela Zamora afirmó: «Es importante reflexionar a través de esta obra sobre el medio ambiente y el cuidado de nuestro planeta. Es una oportunidad que tenemos para pensar qué municipio queremos. Esta hermosa escultura simboliza esa armonía y respeto que debemos tener por el ambiente».

La tradición popular narra que los yaguaretés -llamados ‘tigres’ por los antiguos pobladores- llegaban durante las sudestadas a estas zonas sobre espesos camalotales, por lo que el lugar era conocido más por esta situación que por su verdadero nombre. Haciendo eco de esto en 1954, el Honorable Concejo Deliberante renombró a la región como partido de Tigre.

Florencia Mosqueda, secretaria de Turismo del distrito, comentó: «Es muy importante darle valor a nuestra fauna autóctona en un momento donde nuestro ambiente y humedales necesitan que seamos cada vez más conscientes y responsables».

Hacia el final del evento, el artista José Luis Gómez expresó: «Estamos muy contentos de poder concretar esta obra que ha llevado muchos años de trabajo. Es el símbolo de Tigre, una identidad que representa a quienes vivimos acá». Por su parte, Virginia, su hija, comentó: «Nos apasiona la naturaleza y el yaguareté es un emblema de protección del monte blanco, que es la formación vegetal que habitaba en las islas. Poder hacerlo real y recordarlo con material tangible como nuestros antiguos pueblos que lo homenajeaban haciendo pinturas y vasijas, nos llena de orgullo y emoción».

En el mes de abril, el Municipio inauguró la obra «Armonía» que representa a una familia de carpinchos, en los jardines delanteros de la estación de trenes de Tigre. Ambas esculturas apuntan tanto a valorizar las especies autóctonas de la zona, como a reflexionar acerca de la importancia de las mismas y la protección de sus hábitats naturales.

Participaron del encuentro, el concejal Javier Parbst; el secretario General, de Obras y Servicios Públicos, Pedro Heyde; la subsecretaria de Cultura, Marilina Silva, la subsecretaria de Derechos Humanos y Juventud, Natalia Reynoso; la subsecretaria de Mujeres, Géneros e Infancia, Nadia Olivieri; el director general de Puerto Frutos, Alejandro Ríos; y el delegado de Tigre centro, Miguel Escalantes.