Los trabajos se centraron en verificar su funcionamiento, reparar elementos dañados y dar respuesta a los reclamos vecinales.

El mantenimiento se realiza en calles, paseos y plazas de todo el partido. En total, ya se revisaron más de 40 mil puntos lumínicos que conforman el alumbrado público. En esta oportunidad, fue en la calle Washington 3710, Carapachay.

Mediante la utilización de grúas e hidrogrúas, el Municipio verifica a diario el óptimo funcionamiento de los dispositivos y su reparación. El sistema completo consta de luminarias, columnas, tableros, elementos de maniobra, protección, encendido y apagado, entre otros.

Al mismo tiempo, se da respuesta a los diferentes reclamos vecinales, los cuales se registran a través de la línea 147 o la aplicación “Mi barrio”. Cada llamado es importante para la gestión, control y seguimiento del servicio.

Hasta el momento, el 80 por ciento de los mismos se resuelven en menos de 36 y 48 horas de haber realizado el pedido.