Un joven fue asesinado a golpes en la cabeza en la localidad bonaerense de Billinghurst y la sospecha es que el crimen fue cometido por vecinos que lo descubrieron robando caños de los aires acondicionados de viviendas cercanas, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió en la madrugada del viernes en la esquina de Federico Lacroze e Infanta Isabel, en jurisdicción de la comisaría primera de San Martín, adonde efectivos de esa seccional acudieron tras ser alertados acerca de una persona herida.

Voceros judiciales informaron a Télam que al llegar al lugar constataron que la víctima se encontraba tendida en el suelo, ensangrentada, y que presentaba golpes en la cabeza.

A raíz de ello, el joven fue trasladado de inmediato al Hospital Eva Perón de San Martín, donde finalmente falleció como consecuencia de los politraumatismos en el cráneo.

Los policías que realizaron las primeras actuaciones en la escena del crimen encontraron al lado de la víctima -quien esta tarde aún no había sido identificada- una bolsa que contenía cañería de equipos de aires acondicionados, informaron fuentes judiciales.

Asimismo, verificaron el faltante de los mismos en algunas instalaciones de viviendas cercanas, por lo que los investigadores intentaban determinar si el asesinato se dio en el marco de algún tipo de represalia por el robo de esos materiales.

Interviene en la causa el fiscal el fiscal Carlos Insaurralde, de la Unidad Funcional de Instrucción 3 de San Martín, quien dispuso una serie de medidas tendientes a esclarecer el crimen.