Junto a dirigentes y militantes realizaron un sentido homenaje a las víctimas y ratificaron la continuidad de la lucha por memoria, verdad y justicia.

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi; y la jefa de Gabinete de Avellaneda, Magdalena Sierra, encabezaron ayer el acto en conmemoración del Día Internacional del Detenido Desaparecido, que se llevó adelante en la plaza ubicada en Crisólogo Larralde y Pico, en Villa Domínico.

Acompañados por el secretario de Derechos Humanos de Avellaneda, Claudio Yacoy; la madre de Plaza de Mayo, Carmen «Tota» Guede; y Karina Manfil, sobreviviente de «la masacre de Corina», los funcionarios llevaron adelante la plantación de dos árboles que simbolizan la lucha por memoria, verdad y justicia, y además se leyó el cuento «Pájaros y flores», escrito por Guede.

En su discurso, Sierra remarcó: «Nosotros sabemos que luchamos por una patria libre, justa y soberana. Aquellos compañeros que dieron la vida por sus ideales eran nuestro norte a seguir, cuando empezamos a militar». Y finalmente agregó: «Todos unidos vamos a sostener este proyecto nacional y popular que busca incluir hasta al último de los excluidos de nuestra patria».

Del acto participaron gran cantidad de militantes, dirigentes y referentes locales de los Derechos Humanos.