Agentes del Departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos Federales secuestraron prendas de vestir apócrifas, valuadas en más de 4 millones de pesos en Hurlingham, provincia de Buenos Aires.

La investigación se inicia a raíz de una denuncia recibida en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 3 de Morón, a cargo del doctor Elpidio, Secretaría 11, a cargo del doctor Leonardo Cano, donde daban cuenta que en un showroom de venta de indumentaria y accesorios ubicado en la zona oeste del Gran Buenos Aires se comercializaban productos apócrifos.

Tras varios meses de tareas investigativas llevadas a cabo por los efectivos de la Policía Federal permitieron establecer que un matrimonio, en su domicilio particular de la zona céntrica de Morón Norte, acondicionaba distintas prendas de vestir para el público femenino colocándoles los logos y etiquetas de primeras marcas. Una vez efectuada la maniobra fraudulenta, eran trasladadas a una vivienda que funcionaba como showroom, en una de las avenidas principales de la localidad de Hurlingham, donde se realizaba la atención al público y entrega de pedidos comercializados en sitios web.

A raíz de ello, el juzgado interventor ordenó el allanamiento de las dos viviendas, donde se logró el secuestro 1100 prendas de vestir con los logotipos de las marcas de marcas “PUMA”, “NIKE” y “ADIDAS” falsificadas; gran cantidad de planchas con sticker de las marcas “NIKE”, “ADIDAS”, “PUMA” y “JORDAN”; 50 pares de zapatillas de las mismas marcas; gran cantidad de calcomanías para la sublimación de las mismas; 8300 dólares en efectivo y demás elementos.

La mercadería secuestrada, quedaron a disposición del magistrado interventor en la causa por infracción a la “Ley de marcas”.