Tres gendarmes fueron detenidos acusados de asaltar un almacén de la localidad bonaerense de Glew, donde la joven que atendía y su pequeña hija fueron apuntadas con armas y despojadas de 20 mil pesos, informaron hoy fuentes policiales.

Los tres efectivos, que quedaron detenidos tras una persecución policial, fueron luego pasados a disponibilidad por decisión del Ministerio de Seguridad nacional, según informaron desde esa cartera.

El episodio ocurrió ayer en un almacén ubicado en el cruce de la avenida Hipólito Yrigoyen y Santa Fe, de la citada localidad del partido de Almirante Brown, en la zona sur del conurbano.
Fuentes policiales detallaron a Télam que personal de la comisaría séptima de ese distrito arribó al lugar tras un llamado al 911 que alertó sobre un robo a mano armada.

La víctima, una joven de 19 años, relató que minutos antes había sido asaltada por tres hombres armados que ingresaron al local como supuestos clientes.

Según la chica, los hombres bajaron de un Citroën C3 sin patente y, tras pedir unas cervezas, sacaron dos armas de fuego y apuntaron hacia su pequeña hija.

Rápidamente, se apoderaron de unos 20 mil pesos y de un teléfono celular, tras lo cual escaparon.

Los efectivos iniciaron un operativo para dar con los sospechosos, quienes fueron interceptados en avenida Hipólito Yrigoyen y Alem, en Burzaco, tras una persecución.

Los detenidos fueron identificados por la policía como Ricardo Daniel Gómez, de 31 años; Josías Romario Aquino, de 26; y Nicolás Néstor Ramón Zerayan, de 27, los tres integrantes de la Gendarmería Nacional, quienes cumplían funciones en la base de Burzaco.

En tanto, en el interior del vehículo fueron secuestradas dos pistolas Beretta calibre 9 milímetros, con el cargador completo, además de sus credenciales de miembros de esa fuerza federal.

Una vez en trasladados a la seccional de la zona, los tres gendarmes fueron identificados por la víctima del robo, agregaron las fuentes

La fiscal Silvia Estévez, de la Unidad Funcional de Instrucción 4 de Lomas de Zamora, avaló las actuaciones policiales y caratuló al hecho como «robo calificado por el uso de arma de fuego».
Por su parte, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación informaron en un comunicado que los tres gendarmes fueron pasados inmediatamente a disponibilidad.

En la mañana de hoy, el Ministerio de Seguridad de la Nación pasó a disponibilidad a tres gendarmes en actividad que prestaban servicio en la Base Burzaco de dicha fuerza, luego de que fueran detenidos tras asaltar un comercio en la localidad bonaerense de Glew», indicaron.