El jefe comunal anunció una baja del 30 por ciento en la Tasa de Seguridad e Higiene, con la posibilidad de llegar al 100 por ciento, para 1500 pequeños y medianos comerciantes. Este beneficio está destinado a paliar los efectos de la inflación y regirá desde junio hasta fin de 2022.

En el marco de las políticas implementadas por el Municipio para reactivar el sector comercial local y aminorar los efectos inflacionarios, un total de 1500 pequeños y medianos comercios habilitados recibirán una quita del 30 por ciento en la Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene.

En su visita al almacén Tutti Frutti de Lanús Este, el intendente Néstor Grindetti anunció esta medida y expresó que «los pequeños comerciantes son el último eslabón de la cadena”. “Está mal generar dispositivos para cerrarlos cómo única medida para luchar contra la inflación cuando el problema es macroeconómico. Esto no se resuelve con controles de precios y amenazas, desde el Municipio encontramos esta manera de aportar a un tema que preocupa a la gente pero que depende de lo que haga el gobierno nacional», añadió.

La medida, que tiene un costo fiscal de 18 millones de pesos, alcanzará a comercios ligados a los rubros panaderías, despensas, almacenes y pequeños mercados, entrando en vigencia durante el período quinto del año 2022 cuyo vencimiento opera del 21 de Junio de 2022 hasta fin de año.

Cabe destacar que el Municipio, por decreto, puede reducir las tasas hasta en un 30 por ciento pero se enviará un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante local para alcanzar una baja del 100 por ciento en dicha tasa.

En cuanto a su modalidad de aplicación, los vecinos y vecinas no deberán realizar ningún trámite personal ya que el descuento se hará automáticamente al momento de presentar la declaración jurada durante junio y para los contribuyentes del RUC en las boletas que faltan por vencer.

En la visita al comercio de Lanús Este, el jefe comunal estuvo junto al secretario de Economía y Finanzas, Damián Schiavone.