El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó este viernes la apertura de la 17 edición de Expo Avellaneda Productiva, una iniciativa que promueve la creación de un espacio propicio para el intercambio y los negocios entre pymes e industrias de la región. Fue junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi; sus pares bonaerenses de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; y de Trabajo, Walter Correa; el intendente local, Alejo Chornobroff; y la jefa de Gabinete municipal, Magdalena Sierra.

«Este tipo de encuentros que reúnen a productores, empresarios pymes y cooperativas, son cruciales en el marco de una Argentina en la que nuevamente se están discutiendo distintos modelos de país», expresó Kicillof, y agregó: «Venimos de una etapa de 4 años de desindustrialización, en la que se llevó a cabo un proceso sustitutivo a la inversa, sustituimos lo que se producía aquí por importaciones indiscriminadas que afectaron a sectores clave».

«Si la industria vuelve a batir récords, pese a todas las dificultades y la incertidumbre que generaron la pandemia y la guerra, es porque hay un modelo con tarifas nacionales, crédito para las pymes y administración del comercio», sostuvo el gobernador, y añadió: «Necesitamos seguir apuntalando los salarios para que haya demanda, consumo interno, ventas e inversión».

La muestra cuenta con 95 stands en los que participan 109 expositores relacionados al sector productivo e industrial, quienes dispondrán de más de 2 mil oportunidades de negocios para impulsar la competitividad de sus empresas. En ese marco, el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, en conjunto con el municipio, lleva adelante la «Ronda multisectorial de negocios Expo Avellaneda Productiva″, destinada a pymes industriales, de servicios profesionales y comercio retail.

En tanto, Ferraresi señaló que «Avellaneda es una ciudad industrial, que promueve la articulación con el sector para alcanzar un desarrollo productivo sustentable». «Contamos con el trabajo conjunto con la Provincia, que comprende también que el crecimiento de la industria es el resultado de las decisiones de un Estado que planifica y diseña políticas públicas con ese objetivo», agregó.

Además, Kicillof subrayó que «sugerirles a los empresarios pymes nacionales que se reconviertan en importadores, como se hizo en años anteriores, muestra una total falta de comprensión y desconocimiento». «Decirles que desarmen su industria y echen a sus trabajadores es apuntarles al corazón: las pymes nacionales de la provincia no van a dar el brazo a torcer y no se van a entregar a esas políticas», aseguró.

Durante la jornada, se entregaron distinciones a las empresas locales Italbus y Chango Más, así como también a la Unión Industrial de Avellaneda, al Parque Industrial de la ciudad, al Frente Productivo Nacional y al Consorcio del Puerto de Dock Sud.

Por último, Kicillof resaltó: «Hoy hay sectores que dicen de forma explícita que vienen a quitar derechos y a implantar un modelo de país que se dedique únicamente a la exportación de materias primas sin elaboración». «Necesitamos que el actor social más importante de la Argentina, que son las pymes y sus trabajadores, alcen la voz y demos juntos la discusión para pelear por la producción, el trabajo y la inclusión, defendiendo un modelo que funcione con todas y todos adentro», concluyó.

Participaron también el jefe de Asesores del Gobernador, Carlos Bianco; la subsecretaria de Industria, Pymes y Cooperativas, Mariela Bembi; el subsecretario de Desarrollo Comercial y Promoción de Inversiones, Ariel Aguilar; la presidenta del Fondo de Garantías Buenos Aires, Verónica Wejchenberg; el diputado provincial Nicolás Russo; el secretario local de Producción, Comercio y Ambiente, Lucas Giménez; el presidente del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco; y el concejal Daniel Aversa.