El gobierno nacional acordó en el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil un incremento del 20 por ciento en la remuneración básica que aumentará de los 57 mil 900 pesos establecidos en la última actualización a 69 mil 500 pesos en marzo de 2023.

La suba se abonará en 4 tramos de, 7 por ciento en diciembre, 6 por ciento en enero, 4 por ciento en febrero y 3 por ciento en marzo. Con este incremento la variación salarial alcanzará el 110,5 por ciento en el año paritario.

Tras la votación en el Ministerio de Trabajo, el presidente Alberto Fernández encabezó la firma del acuerdo con entidades industriales y empresariales y representantes del sector sindical, acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro de Economía, Sergio Massa; la ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Raquel «Kelly» Olmos; y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

«Lo que hoy estamos viendo es precisamente resultado de un consenso entre los que trabajan y los empleadores y eso es algo muy importante y muy necesario en los tiempos que vivimos», expresó el mandatario, al tiempo que agregó: «No hay otra forma de hacer política que no sea dialogando. Y las políticas más fuertes son las que se logran con consenso».

En este marco el jefe de Estado llamó a «potenciar las fortalezas y resolver las falencias para tejer acuerdos mínimos que tienen que tener un futuro central, que es una sociedad más justa donde todos ganen”. “Este acuerdo que estamos logrando puede ser el principio que nos haga empezar a pensar en una Argentina no de cuatro meses, sino en una Argentina de 40 años», remarcó.

Por su parte, la ministra de Trabajo destacó la composición del Consejo del Salario al afirmar que, «a través de la concertación tripartita, la Argentina puede dar un ejemplo muy vigoroso del funcionamiento democrático», y remarcó que «hoy hemos dado un nuevo ejemplo de ello».
Y explicó que «se tuvo como criterio establecer un equilibrio entre los índices de diciembre y enero, donde se buscó restituir capacidad adquisitiva para el salario mínimo vital y móvil, y para febrero y marzo fijar un índice coherente con el plan del gobierno nacional de quebrar la alta inflación».

A su vez, Olmos destacó que el aumento «se complementa con decisiones que se han hecho públicas recientemente, como la movilidad jubilatoria, que impactó también sobre la actualización de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, y la decisión de incrementar 40 por ciento la tarjeta Alimentar».

El acuerdo se suma al aumento del 40 por ciento de la prestación Alimentar dispuesto ayer por el gobierno nacional. El incremento elevará los montos a 12 mil 500 pesos para quienes tienen una hijo o hija, para embarazadas y personas con discapacidad; 19 mil pesos a quienes tengan 2 hijos e hijas; y 25 mil pesos a quienes tengan 3 hijos, hijas o más.

La prestación Alimentar, también conocida como tarjeta Alimentar, está destinada a titulares de la Asignación Universal por Hijo, embarazadas a partir del tercer mes de gestación, personas con discapacidad y titulares de pensiones no contributivas, y para madres de 7 o más hijos e hijas.

El programa alcanza a un total de 4 millones 46 mil 899 de infancias, de las cuales 3 millones 906 mil 24 son hijos e hijas de hasta 14 años; 67 mil 353 hijos o hijas con discapacidad y 73 mil 522 bebés. A la vez, implica una inversión pública directa de 38 mil 519 millones de pesos, que con este aumento ya acumula una variación del 90 por ciento en lo que va del año.

Asistieron, Héctor Daer, Andrés Rodríguez, Sergio Romero, José Luis Lingeri, Noemí Geminiani, Noemí Ruiz, Rodolfo Daer, Vanesa Núñez y Romina Santana, representantes de la CGT; Hugo Yasky, Daniel Catalano, Belén Bavio y Claudio Marín, de la CTA; Daniel Funes de Rioja, Juan José Etala, Laura Giménez y Julio Cordero, de la Unión Industrial Argentina; Pablo Devoto, de la CAC; Jorge Hulton, de CAMARCO; Verónica Sánchez, de la FEHGRA; y Ricardo Diab, de CAME, entre otros representantes de cámaras empresarias e industriales y del sector sindical.

Estuvieron también presentes, la directora de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello; el coordinador del Consejo Federal del Trabajo, Gustavo Mariani; y el secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti.