El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, encabezó el acto de graduación de nuevos agentes que se realizó en la base del Patrullaje Municipal. Están abocados a tareas de prevención y de patrullaje y se acoplan a los más de 250 que ya estaban en actividad.

“Apenas comencé como intendente formé el primer patrullaje municipal del país, donde se incorporan agentes que están abocados a la conducción del vehículo y la comunicación. A ellos los acompañamos con la contratación de policías de la Bonaerense fuera de su horario laboral”, explicó Posse, luego de entregar diplomas y darle la bienvenida a los nuevos efectivos municipales.

Más allá de reconocer que la responsabilidad primaria de garantizar la seguridad es del gobierno provincial, el jefe comunal aseguró: “Tenemos el compromiso asumido de cuidar a los vecinos y visitantes del distrito, instruyendo profesionalmente a los inspectores que circulan las calles de San Isidro las 24 horas del día”.

Los nuevos agentes de entre 25 y 35 años, realizaron un curso de más de 4 meses con unas 14 materias como “Conducción segura”, “Reglas de tránsito”, “Manejo defensivo”, “Historia”, “Geografía”, “Ética”, “Legales”, “Delitos” y “Lectoescritura”, entre otras.

El Municipio de San Isidro complementa su programa de seguridad con más de 1900 cámaras y 200 móviles municipales – blindados, con GPS y conectados a la Central de Monitoreo – que patrullan las calles del distrito durante las 24 horas, los 365 días del año.