El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, anunció junto a la titular del PRO y ex ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich la aplicación del botón antipánico número 13 mil en el distrito. Análisis del mapa del delito, críticas a la gestión nacional y provincial en materia de seguridad, y pedido de presencia de fuerzas federales para combatir el narcotráfico en el conurbano, los ejes del encuentro en Lanús.

La presidenta del PRO y ex ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, llegó a Lanús para acompañar al intendente Néstor Grindetti, junto al jefe de gabinete local, Diego Kravetz; y el diputado provincial, Adrián Urreli, en el anuncio de la colocación del botón antipánico número 13 mil en el distrito.

«En Lanús esta tecnología nos ayuda a estar más cerca de las urgencias que presentan los vecinos, comenzamos con casos de violencia de género y lo extendemos a los abuelos, instituciones como escuelas y centros de salud, ya son más de 13 mil vecinos que cuentan con su botón antipánico y vemos un uso muy responsable de parte de la gente», expresó Grindetti, y agregó: » Conversamos con Patricia la necesidad de llevar esta tecnología a todos los municipios de la provincia trabajando de manera coordinada sobre todo en las zonas limítrofes entre distritos para espejar las cámaras de seguridad y centros de monitoreo».

Por su parte, Bullrich indicó: «Vengo a acompañar a Néstor Grindetti y a Diego Kravetz en el anuncio de la colocación del botón antipánico número 13 mil en Lanús. Felicitó al intendente y a su jefe de Gabinete por la gran tarea que vienen realizando en el distrito. Con Grindetti compartimos valores y comenzamos un camino de trabajo en conjunto desde el PRO y desde Juntos por el Cambio, para que crezca esta «fuerza del cambio». Estamos de acuerdo que debemos esforzarnos para presentar una propuesta superadora en el 2023″.

El botón de pánico es una aplicación de seguridad solo para celulares, que se instala en teléfonos Android / IOS y acciona una alerta en el Centro Unificado de Comando y Control. Para eso, es necesario que el usuario mantenga el GPS siempre activo y el celular en condiciones de uso.

Una vez presionado el botón de pánico, la aplicación espera 5 segundos antes de enviar la alerta para permitirle al usuario cancelarla por si se trata de un error de disparo involuntario. Si no se cancela antes de los 5 segundos, reporta al centro de monitoreo de Lanús y automáticamente se envía una unidad móvil de seguridad.

Cabe destacar que si bien se cierra la aplicación, la alarma queda activada mandando la posición al sistema central cada 10 segundos, un total de 5 veces, para ser visualizada por un operador.