El presidente Alberto Fernández encabezó la ceremonia de juramento del nuevo ministro de Transporte, Diego Giuliano, en el Salón Blanco de Casa Rosada.

«Estoy seguro de que vas a ser un gran ministro, y te quiero dar las gracias por acompañarnos en nuestro gobierno», expresó el mandatario.

En este marco agregó: «Tenemos por delante un tiempo mejor en el que vamos a trabajar todos muy unidos, muy juntos, porque este país se va a poner de pie, no tengo ninguna duda».
El presidente le agradeció a Alexis Guerrera, ministro saliente, por el «enorme trabajo» realizado al frente de la cartera «a conciencia y con una honestidad intachable».

Por su parte, Giuliano agradeció al presidente «por haber confiado» y afirmó que su gestión será una «continuidad en el Ministerio de Transporte y en el plan de modernización del transporte federal» que comenzó con Mario Meoni y continuó con Alexis Guerrera.

Diego Giuliano se desempeñaba hasta hoy como secretario de Transporte, por lo que su nombramiento garantiza la continuidad del plan de modernización, la política y el equipo de gestión del Ministerio.

Previamente, había cumplido funciones como subdirector ejecutivo en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, un organismo estatal central en la supervisión y control del transporte de carga y pasajeros. Además, fue concejal de Rosario en dos períodos.