La Navidad llegó a San Isidro con el encendido de un enorme árbol ubicado en la histórica Plaza Mitre del caso sanisidrense. El abeto tiene 6 metros de altura y está decorado con luces de colores y hasta el 7 de enero recibirá a visitantes. Además, Papá Noel empezó su recorrido por el distrito para saludar a niños y niñas y recibir sus cartas con pedidos.

«El árbol de Navidad se encuentra en este lugar emblemático que se recuperó para todos los vecinos. Son hermosos estos encuentros en comunidad y valorar el espíritu navideño es algo importante en San Isidro. Invitamos a todos los vecinos a que se acerquen a conocer este árbol y a disfrutar de las próximas actividades», sostuvo el intendente Gustavo Posse.

Familias enteras se acercaron ayer, cerca de las 22, a la Plaza Mitre, para que los niños y niñas puedan sacarse una foto y dejarle sus cartitas a Papa Noel. Además para acompañar la jornada hubo puestos con comida y música en vivo de la mano de la Orquesta Sinfónica Juvenil de San Isidro.

Luego, a las 24 horas, 8 de diciembre – Día de la Inmaculada Concepción de María – la tradición indica que hay que armar el arbolito, por eso San Isidro inauguró este gran árbol de 6 metros de altura y un diámetro de 3 metros, con una enorme estrella de Belén.