Ocurrió en la mañana del martes en la estación José C. Paz, lo que obligó a cortar el servicio en su totalidad y convocar a la Brigada de Explosivos, la que constató la falsa alarma. Se espera que se normalice en los próximos minutos.

Según confirmaron fuentes policiales, la Brigada de Explosivos concurrió al lugar y conforme a su protocolo de actuación resultó ser una falsa alarma.

El horario en el que surgió el imprevisto perjudicó a cientos de miles de usuarios, ya que fue en plena hora pico. Algunos pasajeros optaron por moverse en colectivo y otros se trasladaron a la línea Urquiza.

Por otro lado, cabe recordar que los trenes de la línea Mitre no llegan a Retiro desde este lunes 16 de enero, como consecuencia de las obras que se están realizando en la cabecera, algo que también perjudicó a los pasajeros tras esta amenaza.

Intervino el Juzgado Federal 3, a cargo del doctor Daniel Rafecas.