Patrulla

Un policía mató a balazos a un ladrón de 17 años y a otro de 21 que intentaron asaltarlo en Loma Hermosa

Un cabo de la Policía Federal mató a balazos a un adolescente de 17 años y a un joven de 21 que intentaron robarle su auto mientras trabajaba como chofer de una aplicación de viajes en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, en el partido de San Martín, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho sucedió el sábado alrededor de las 23 en el cruce de la calle 190 y el pasaje 29 de Julio de la mencionada localidad, del lado del partido de San Martín, donde el policía se encontraba de franco y de civil con su auto particular, un Renault Kwid de color bordó.

Según las fuentes, el cabo, que se desempeña en la División de Unidad Operativa Federal de Avellaneda y por el momento permanecía aprehendido, trabajaba como conductor de la aplicación de viajes DiDi cuando se dirigió a la mencionada intersección para iniciar el viaje de una pasajera.

Sin embargo, a partir de lo relatado por voceros policiales, el agente fue abordado por 3 o 4 personas presuntamente armadas que tenían por objetivo robarle el vehículo, aunque éste se identificó como funcionario de una fuerza de seguridad y repelió la agresión con su arma reglamentaria.

Como consecuencia de los disparos efectuados por el policía, uno de los presuntos asaltantes cayó herido en el lugar con un tiro en el pecho.

El sospechoso convaleciente en el lugar de los hechos fue identificado como Thiago Valentín Yoel Ricartez, de 17 años, quien falleció en el lugar a pesar de ser atendido por el equipo médico que llegó en una ambulancia.

Además, las fuentes indicaron que otro de los supuestos ladrones, identificado como Jonathan David Díaz, de 21 años, fue trasladado por un auto cuya marca y modelo no se pudo determinar al Hospital Fleming con 3 balazos, uno en el brazo, otro en el pecho y el tercero en el cuello.

Una vez en el centro de salud y tras ser atendido por los médicos, Díaz murió producto de un «shock hipovolémico» a causa de las heridas de bala que presentaba por los balazos.

Por otra parte, una fuente judicial explicó a Télam que, más allá de lo relatado por el policía, se intenta establecer si los jóvenes fallecidos o los cómplices que lograron escapar estaban armados al momento del hecho.

Al respecto, un dato clave que aportaron los investigadores radica en que el Renault Kwid del efectivo poseía «múltiples impactos de bala».

En ese sentido, otro informante afirmó que por el momento no se encontraron testigos ni cámaras de seguridad que capten los hechos, por lo que los investigadores aguardarán pericias, entre ellas la balística, para determinar las circunstancias de lo ocurrido y si en el hecho solo disparó el policía o si también lo hizo alguien más.

Interviene en el causa la fiscal de turno de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de San Martín, Diana Mayko, quien dispuso la aprehensión del cabo y el secuestro de su el arma reglamentaria, a la espera que declare durante la jornada de hoy para terminar de definir si actuó en legítima defensa o si cometió algún tipo de exceso.

A su vez, la representante del Ministerio Público ordenó a la Policía Científica que releve la zona del hecho, en la que se encontraron múltiples vainas servidas.

En ese contexto, los agentes presentes en el operativo debieron retirarse del lugar ya que los vecinos agredieron al personal policial, en reclamo de lo sucedido.

En cuanto al cabo aprehendido, voceros policiales indicaron a Télam que el cabo tiene 32 años, es oriundo de la provincia de Formosa y estaba domiciliado en la localidad de Bella Vista, partido de San Miguel.

Compartir